Contenido principal

Twitter icon
Facebook icon

El intendente Bertellys suscribió acuerdos con el Ministerio de Agroindustria de la Provincia por DUT y fitosanitarios

13/12/2018

Días atrás en La Plata, el intendente municipal Hernán Bertellys firmó dos convenios con el ministro de Agroindustria de la Provincia Leonardo Sarquís. 
En principio, la Municipalidad adhirió a la implementación del Documento Único de Tránsito (DUT) que permitirá a los productores bonaerenses obtener su guía de traslado de animales por autogestión, en forma online, a través de la página web de la AFIP. En una primera etapa será solamente para bovinos.

Trámites del DUT
En adelante, quienes necesiten obtener el permiso para el traslado de vacunos podrán hacerlo sin necesidad de dirigirse a la oficina municipal de guías.
Los interesados dispondrán de la plataforma digital las 24 horas, los 365 días del año, para hacer el trámite por sus propios medios. 
De esta manera, se reduce la parte burocrática y se optimiza la gestión. Sin embargo, quien lo desee podrá optar por continuar realizando el trámite personalmente.
En este marco, los productores que soliciten expresamente la adhesión al DUT podrán emitir las guías desde sus casas y luego abonar en la forma habitual. 
Para sumarse al nuevo sistema, desde el 2 de enero de 2019 los interesados deberán por única vez llenar un formulario en la oficina de guías, Avenida Mitre 691, de lunes a viernes de 7 a 14, o en las delegaciones municipales. 

Acuerdo por fitosanitarios
En tanto, el intendente Bertellys suscribió con el ministro Sarquís un convenio de asistencia y cooperación a fin de consolidar y profundizar las acciones y actividades realizadas en conjunto en el marco de la Ley 10699.
Se trata de una resolución del Ministerio de Agroindustria de la Provincia que establece una serie de pautas para la aplicación de fitosanitarios en los municipios en los que se realiza actividad agropecuaria. La medida entrará en vigencia el 1 de enero de 2019.
El convenio firmado considera “la importancia de preservar la salud humana,  el ambiente y la necesidad de compatibilizar los intereses económicos con el interés general en prevenir daños ambientales”. 
En este contexto, se señala que “la aplicación de fitosanitarios requiere políticas públicas que se deben formular favoreciendo la inocuidad y calidad de los productos agroalimentarios y la preservación del ambiente, induciendo a la adopción de acciones coordinadas entre los sectores púbicos y privado para promover las buenas prácticas agropecuarias”.
La normativa legal establece que se dispondrán controles en determinadas zonas de amortiguamiento tales como lotes en áreas urbanas, zona residencial extraurbana y áreas de población dispersa; márgenes de cursos de agua o cuerpos de agua y zonas de bombeo; establecimientos educativos; áreas de esparcimiento y reservas naturales.
Además, fija que las aplicaciones deberán considerar características intrínsecas del producto a utilizar, regulación del equipo y las condiciones meteorológicas antes y durante la aplicación. También, deberá contratarse un profesional que determine las previsiones a tener en cuenta antes, durante y después de la utilización de los fitosanitarios.
El acuerdo rubricado tiene una duración de tres años, con renovación automática.